lunes, 17 de enero de 2011

Mendi zuri hark begiratu eustan *

Técnica: fotografía estenopeica en cianotipia y píxeles
Última de la serie:
...y cianos. Entre trans...
© Ilkhi, 2001

Aquella montaña blanca, promontorio icástico de cal, en la Arcadia bilbaina de mi infancia, desde su cumbre himalayista hasta su base manantial, ya no está, pero la luz ("the pencil of nature") se encargó de dibujar, sobre la pélicula, las diaclasas de la montaña del pasado con todos sus estratos y su manantial de agua cristalina (inoiz ez egoan urdinik)[1] que brotaba bajo la arena dorada, para saciar la sed de mi espíritu. Mnemósine hizo el resto, y también evitó que bebiera del río Lete. Ahora, tiempos minerales se funden en el crisol de mi mente.

[1] Nunca estaba turbia.


* Aquel monte blanco me miró


No hay comentarios:

Publicar un comentario