miércoles, 30 de diciembre de 2015

Semiótica dendroidea

saca puntas temporales
© Ilkhi, 2015


martes, 29 de diciembre de 2015

Hilargiaren argi-dirdira diren haziak

Argizagia itzalean hazten ari da
© Ilkhi, 2015


lunes, 28 de diciembre de 2015

I can't see anything

Turn the switch on, please!
© Ilkhi, 2014

jueves, 24 de diciembre de 2015

miércoles, 23 de diciembre de 2015

El poeta se hizo materia y habitó entre el vacío

El gesto de la mano hecho signo
© Ilkhi, 2015

"Vacío de la palabra: matriz-materia"
José Ángel Valente


Quiero recomendar la lectura del libro Elogio del Calígrafo de José Ángel Valente (1929 - 2000). Cuando Valente escribía los ensayos sobre arte de los que se compone este libro, estaba haciendo un elogio del VACÍO (el mismo que lo "llena" todo) y que muchos/as escultores/as, pintores/as, fotógrafos/as, calígrafos/as, músicos/as y poetas sentimos con una acuidad extrema cuando realizamos nuestras obras.

Valente, en este libro, confiesa la impresión (él la califica de "relación carnal") que le produjo en su infancia el descubrimiento de la caligrafía/escritura: cuando observaba a su padre calígrafo deslizar el plumín casi ingrávidamente sobre el papel blanco.

Al leer los diversos ensayos he sentido cómo matriz y materia se funden en un VACÍO esencial, del mismo modo que lo hacen los tipos móviles de tipografía desde hace más de 500 años en Europa. Un punzón genera la matriz, y el vacío de ésta, a su vez, es el lugar donde se aloja la aleación de hierro, plomo y antimonio: la materia hecha signo. Si nos vamos al lejano oriente, podemos verlo en el templo Ryoan-ji de Kioto, donde las piedras de su jardín son iluminadas por el VACÍO, siendo éste punzón y matriz al mismo tiempo.

También he percibido el modo de sentir de Valente, pues me parece que está escrito con las púas de un plumín que surcan y siembran el papel y las mentes con su tinta, cual alas del alma, para fotografiar "escribir con luz", pero sin cámara, a plena luz y sombra, todo aquello que nos hace vibrar estéticamente. 


martes, 22 de diciembre de 2015

Zirimiria pagokian murgilduta bizi izaten da

Hain zuzen be, zur tanta batetan
© Ilkhi, 2015


lunes, 21 de diciembre de 2015

Un significante cohabita con un significado versátil

El arte inmarcesible de coger
© Ilkhi, 2015


domingo, 20 de diciembre de 2015

La era Gutenberg ha sido extremadamente feraz

La felicidad en el árbol hecha de papel impreso y letras
© Ilkhi, 2015

sábado, 19 de diciembre de 2015

Cuando la ponzoña está hecha de experiencias de otros

Asomándose desde la ventana ciega
© Ilkhi, 2015


viernes, 18 de diciembre de 2015

Ese cambio falaz que a muchos entusiasma

Prohibido circular por zona decadente
© Ilkhi, 2011



En el terreno de la creación mucha gente cree estar en vía muerta, y se mueve por ella hacia atrás para ir al pasado, y hacia delante para chocar con los topes del presente, ya que las huidas hacia el futuro están teñidas de pasado, consecuentemente, su destino es un NO LUGAR. El mejor ejemplo de un futuro teñido de pasado está en las realizaciones de ciencia ficción, las cuales transcurridos unos años nos parecen realmente obsoletas. El creador quiere superar el presente, pero lo hace con herramientas y pensamientos del pasado/presente, por lo tanto, no funciona en clave de futuro. A lo más que aspiran la mayoría de los/las creadores/ras actuales es a hacer un "digno" REciclaje de los lenguajes PREexistentes, es decir, una decadencia de la cultura. El uso abusivo de los prefijos "POST" y "NEO" nos lleva a vivir en una seudotransición de modo continuado. En el siglo XV nadie denominaba a sus estilos arquitectónicos como posrománicos o neogóticos, pues los estilos cambiaban sin solución de continuidad. De hecho, el término neogótico se empezó a utilizar en 1878. Precisamente en estos últimos años del siglo XIX fue cuando apareció una actitud finisecular en los países más desarrollados del mundo, y ésta no fue otra sino la utilización de la palabra "modernisno" con el significado de "cambio incesante" y cada vez más efímero; como decía Oscar Wilde "Nothing is so dangerous as being too modern, one is apt to grow old-fashioned quite suddenly". Se creó un deseo de cambio constante acompañado de un sentimiento que les hacía percibir el mundo conocido como algo acabado y tedioso del que creían poder salvarse por medio de este "cambio compulsivo" que llega hasta nuestros días. Más de cien años después hemos podido comprobar que ese cambio febril para que nada cambie no lleva a ninguna parte. Cuando la sociedad actual, como si fuera un Saturno insaciable, devora a sus niños/ñas antes de que estos puedan poner en cuestión el conocimiento heredado durante siglos, el resultado es una sociedad como la que ya reflejó Lampedusa en su novela El Gatopardo cuando puso en boca del cínico Tancredi Falconeri esta frase "Se vogliano che tutto rimanga como è, bisogna che tutto cambi."

 

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Itaunen ostertz igarokorrak, non ete dira?

© Ilkhi, 2015

 © Ilkhi, 2015

 © Ilkhi, 2015

 Txori euskaldun baten itauneak
(interrogaciones ornitológicas)
© Ilkhi, 2015

martes, 15 de diciembre de 2015

Ene gorputzari eta zentzumeni amor emoten deutset

© Ilkhi, 2015

 © Ilkhi, 2015

 Alkarri amor emonik
Ene irarlan-sailean, Zehaztasun Ezezaguna
© Ilkhi, 2015

domingo, 13 de diciembre de 2015

Zorion-egoera edozein norabiderantz abiatzen da

Zorion alkarzutak
(Felicidades perpendiculares)
© Ilkhi, 2015

viernes, 11 de diciembre de 2015

La poesía desanda el camino y la memoria germina

Palíndromo con sentido enigmático
© Ilkhi, 2015



 Contraportada de la revista Punto y Hora de Euskal Herria
Primera quincena de octubre de 1976


Cuando vuelvo al paisaje de mi infancia/adolescencia sólo lo puedo hacer desde la imaginación ya que no queda casi nada de aquel paisaje que me formó más que los profesores que tuve entonces. Al leer esta pintada en la calle Urazurrutia de Bilbao, donde estuvo la casa en que nací, se agolpan los recuerdos como el de la contraportada de la revista Punto y Hora de Euskal Herria (mi referente cultural entonces). La revista la compré en octubre de 1976, en un quiosco que estaba a tan solo unos diez metros de donde he fotografiado esta pintada. En aquella contraportada aparecía el semblante (disipado ya) de una neska y sobre su cabeza se puede leer un lema de la Caja Laboral Popular: Herriarekin. Herriarentzat. (Con el pueblo. Para el pueblo) era toda una declaración de principios...

Conocí aquella sociedad donde la sinrazón era razonable y el hábito y la memoria eran los dos polos que movían el motor de aquella cosmogonía. Ahora, como escribió Karl Marx en el siglo XIX y como seguirá ocurriendo en los siglos venideros "Todo lo sólido se desvanece en el aire"

En esta pintada veo la POESÍA desandando AÍSEOP el camino, haciéndose PAISAIA (paisaje) y recorriendo un PASEO que al fin y al cabo es de lo que se compone nuestra vida: un palíndromo con sentido enigmático. Los dos dibujos que están tras la palabra PASEO los veo como puntos suspensivos de una memoria que germina.


miércoles, 9 de diciembre de 2015

Durangoko Azoka kulturaren plaza DA!

izan zan, izan da, da eta izango da
Batik bat ene burubihotzean izanen da
Euskeraren haziak eta ernamuinak zuhaitzan dagoz
© Ilkhi, 2015


lunes, 30 de noviembre de 2015

Adujas de amor pausadamente caen...

© Ilkhi, 2015


Amarra que ama pero no amarra

Adujas de amor pausadamente caen
sobre el tiempo que en ellas se recrea.

Aduja de amor engrasada por motores
que incansablemente la circunnavegan.

¡Dale amor, dale amor a la aduja!
A su inmensa libertad la tuya mira:
ella, dejando que la vela abrace al viento
tú, sintiendo mojadas tus pupilas.

Desagua por los imbornales de tus ojos
ese agua que a la mar pertenecía.

En esta marejada la amarra
ni amarra ni retiene
tan solo sabe amar sin celosías.


© Ilkhi, 29 de noviembre de 2015
De mi poemario Alta Densidad Seccional 
 

domingo, 29 de noviembre de 2015

sábado, 28 de noviembre de 2015

miércoles, 25 de noviembre de 2015

El λόγος y la madera curvados por el espacio-tiempo

Resistir es lograr lo impensable
© Ilkhi, 2015


martes, 24 de noviembre de 2015

Lo que hay tras la máscara

πρόσωπον
© Ilkhi, 2015

sábado, 21 de noviembre de 2015

viernes, 20 de noviembre de 2015

Ez argitan murgildu nintzan beste izaera bat ikusteko

Hutsegintzarrean
Ene antzelari liburuan, Bilbao bizi den arte guzian
© Ilkhi, 2770


Lehen argazkia "sun picture" dalakoa (Talbot-ek esango leukeen legez) haritz baten horri bat eguzkiaren argitan eduki neban, baina halan be, ez neban argazki-errebelatzailerik erabili, bakarrikan argazki-finkatzailean murgildu neban (ezebeza finkatzen). Bigarren argazkia, aldiz, neurri batetan errebelatuta itxi neban, eta hirugarrena, ordea, erabat errebelatuta dago. Bilbao hiru argazkietan "14000 milioi urteetan" tinkaturik geratzen da. Bilbaoren eboluzio kosmikoan hain zuzen be. Nik adierazleari adierazia kentzen deutsat eta horrelan oroimen historikoa galerazten deutsat.

 

martes, 17 de noviembre de 2015

Assegnando alla metafisica la sua misura

Temperare la matita metafisica
© Ilkhi, 2015

domingo, 15 de noviembre de 2015

Bidimensionalidad inducida por compresión

Dos dimensiones desperezándose
© Ilkhi, 2015

sábado, 14 de noviembre de 2015

El juego de las semejanzas es infinito

Se me encendió la bombilla de madera
© Ilkhi, 2015

viernes, 13 de noviembre de 2015

Zubihotza basoan egoan ezkero...

...abarkaduna oinutsik horren bila ebilen
© Ilkhi, 1984


miércoles, 11 de noviembre de 2015

Ahantzi izan dena oreit naiz

© Ilkhi, 2015

 © Ilkhi, 2015

 © Ilkhi, 2015

Oreit
Ene irarlan-sailean, Zehaztasun Ezezaguna
© Ilkhi, 2015
 

martes, 10 de noviembre de 2015

lunes, 9 de noviembre de 2015

"Lagun" txakurra zurezko jesarleku azpian egoenean

Zurezko ortzea eta bere laguna
© Ilkhi, 1984

domingo, 8 de noviembre de 2015

El viaje de un tronco de haya por diversos entornos

 © Ilkhi, 1983

Era el final del otoño de 1983, iba a buscar leña a un bosque de hayas que está muy cerca de la aldea de Uriondo, cuando me fijé en lo troncos apilados de una entresaca de pino insignis y pude ver que aquellos troncos formaban parte de un proceso configurativo que alteraba el curso de la naturaleza mediante la puesta en práctica de una acción artificial planeada.

Se me ocurrió que podía realizar el proceso viajero  de un tronco de haya, desde el bosque originario hasta la leñera del caserío de Uriondo, y plasmarlo en imágenes. Esta vez, me dirigí al hayedo que está en la ladera sur del monte Upo, y elegí un pequeño tronco de haya junto con la leña que llevaba al caserío.

Planeé cómo quería plasmarlo fotográficamente. En las primeras imágenes mostré la diversidad de los entornos por los que pasaba este tronco de haya hasta llegar a la leñera del caserío. Lo fotografié entre la hojarasca del bosque en el que creció, en el camino al caserío, entre hierba, pinocha de coníferas, agua del manantial que atravesaba el camino, asfalto de la carretera, y apilado en la leñera con otros troncos.

El periplo viajero se acabó cuando quemé el tronco. La ceniza resultante muestra la parte indivisible de la materia y su poder de concreción. De ese modo se complementa con lo inmaterial e intangible del entorno.

 

sábado, 7 de noviembre de 2015

El Conde de Lautréamont en el rastro madrileño

© Ilkhi, 2015

La declinación de la memoria común

Lautréamont se acerca ensimismado
a tocar las teclas de su piano.

Hay notas que en tinta se diluyen
y en papel retienen su delirio.

Encuentro fortuito el que se ha dado,
mesa de disección, de tiempo ajado
la muñeca desmembrada
un hacha
una cizalla
una azada
un asta de ciervo en su desmogue
y una aldaba que llama en silencio
a un tiempo de memoria ya oxidada.


© Ilkhi, 25 de octubre de 2015
De mi poemario Alta Densidad Seccional 

viernes, 6 de noviembre de 2015

Los patricios siempre entran al engaño

Pase natural a los patricios
© Ilkhi, 2015

jueves, 5 de noviembre de 2015

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Gizon hau egarri da edo haserre dago

Palimpsesto enigmático
© Ilkhi, 2012


lunes, 2 de noviembre de 2015

Minerva jainkosa hortz argiko emakumea da

Minervaren orrazia
© Ilkhi, 2015

viernes, 30 de octubre de 2015

miércoles, 28 de octubre de 2015

La verdad de la belleza en una tarde de verano

Gogoz eta bihotzez esan eustan
© Ilkhi, 2015


Aquella tarde de verano me dedicaba a caminar como un flâneur por los alrededores de la Plaza de la Lealtad, cuando, súbitamente, me vino este pensamiento. "Que el sol, la lluvia y el agua de mar no desgasten el cabo de la corredera de nuestro amor, el mismo que ha aguantado tantas millas náuticas." Me senté en un banco cercano y me dispuse a transcribirlo en mi diario. En ese mismo momento un grupo de jóvenes británicas venía charlando animadamente por el Paseo del Prado, probablemente acababan de salir de la pinacoteca Museo del Prado. Una de las chicas se separó del grupo y se dirigió al banco en donde yo estaba. Una sonrisa iluminaba su cara cuando con voz dulce y atiplada me dijo.

- It's beautiful.


- Ta muchly - le contesté un poco consternado, pues me sorprendió su acción.


Su sonrisa no era un mero cumplido de cortesía, como tantas veces había visto en la vieja Inglaterra, por el contrario, era una muestra de satisfacción totalmente espontánea. Evidentemente, ella no sabía lo que yo estaba escribiendo, pero intuyó la belleza que contenía aquel momento. El poeta John Keats ya lo había sentido y escrito en 1819 en los últimos versos de su poema Ode on a Grecian urn "Beauty is truth, truth beauty" - that is all / Ye know on earth, and all ye need to know."


¿En qué se había fijado aquella chica?  ¿En lo peculiar de mi alargalápiz, con el que estaba escribiendo, al que había añadido una rama de taray?  ¿En el diminuto diario sobre el que escribía?  ¿En mi sonrisa que como el filo de una navaja se plegaba sobre mis labios?


Nunca lo sabré, pues ella se alejó tímidamente después de oír mi agradecimiento, acto seguido, su sonrisa y su figura se desvanecieron en el espacio-tiempo de aquella tarde de verano.

Aquella chica rubicunda, cuya trenza caía sobre su pecho izquierdo como una cascada de felicidad, exclamó, al igual que Keats ante la urna griega, lo que su verdad le incitaba a decir "It's beautiful" "Truth beauty".
 

lunes, 26 de octubre de 2015

Viento y metal arrumbados en la acera

Tubaría en estado silente
© Ilkhi, 2015

sábado, 24 de octubre de 2015

martes, 20 de octubre de 2015

Detalles de Palermo y Catania en Trinacria (Sicilia)

Anillos de fundición para fogón de carbón en Via Calderai (Palermo)
© Ilkhi, 2015

Estatua de mármol en la Fontana Pretoria (Palermo)
© Ilkhi, 2015
 
 Porta Nuova (Palermo)
© Ilkhi, 2015
 
Aplicaciones cosmatescas en la Capilla Palatina (Palermo)
© Ilkhi, 2015

 Mercado de la Pesquería (Catania)
© Ilkhi, 2015

Impactos de bala de la Segunda Guerra Mundial (Catania)
© Ilkhi, 2015

   Limpieza recostada sobre balde de tiempo (Catania)
© Ilkhi, 2015
  
 Monte Rosso, borde superior de un cráter en Etna Mongibello (Catania)
Los/las sicilianos/nas llaman Monti Rossi (Montes rojos) a la parte superior de los cráteres
© Ilkhi, 2015

Recuerdo el amanecer en la Via Calderai de Palermo como una película negativa sumergida en el rebajador de Farmer, disolviendo los haluros de plata y mostrando la luz allí donde estaba la sombra. Cuando alborea el día en Palermo es como si apareciera ante nuestros ojos un grabado tridimensional de Pirenesi. Los caldereros suben las persianas de sus negocios y sacan sus productos a la calle con un estruendo ferruginoso que inunda la calle como una gran orquesta que afina sus instrumentos en el foso de un teatro. Acostumbrado como está el norte de Europa a unas ciudades que son una amalgama entre un quirófano y un tanatorio, Palermo, por el contrario, está "sucia" y viva. Los cinco sentidos se disparan cuando paseas por sus calles y mercados callejeros. Sus fachadas y el empedrado de sus calles nos muestran las heridas que la luz, el agua, las diversas temperaturas y las vidas que los/las palermitanos/nas han dejado a lo largo del tiempo.

Catania ha resurgido de las cenizas que ha dejado el Etna durante milenios. Su mercado de la Pesquería es uno de los más bellos que he visto en Europa. El rojo de la sangre de sus peces se funde con el óxido de hierro que corona los cráteres del Etna. En las fachadas de algunos de sus edificios aún se pueden ver las heridas (impactos de bala) que dejó la Segunda Guerra Mundial. Mientras que Pirenesi en Le Carceri d'Invenzione graba escaleras que no llevan a ningún sitio y poleas que no sirven para alzar ni descender nada, estas paredes catanesas, acribilladas por las balas, graban en nuestras mentes el horror de la guerra sin ningún afeite. Me gusta esta ciudad donde la memoria se hizo lava incandescente y habita entre nosotros.