domingo, 13 de junio de 2021

Hermenéutica inestable, conjetural e infinita

10 de abril de 2021

La manera sorprendente de autorretratarse Velázquez en el cuadro Las meninas, no debe considerarse como algo revelado definitivamente por la historiografía y la doxografía conocida hasta ahora.

Empezando por el pintor y tratadista de pintura Antonio Palomino, y más concretamente con una de las primeras écfrasis conocidas del cuadro al óleo Las meninas, en el libro titulado: El Parnaso español, pintoresco y laureado (1724). Así termina Palomino su reseña en que se describe la más ilustre obra de Don Diego Velázquez.

(Lo he transcrito con la ortografía del original)

Colocòse en el cuarto baxo de fu Mageftad, en la Pieza del Defpacho, entre otras excelentes; y aviendo venido en eftos tiempos Lucas Jordan, llegando a verla, preguntòle el Señor Carlos Segundo, viendole como atonito: Què os parece? Y dixo: Señor, efta es la Theologia de la Pintura: queriendo dar à entender, que afsi como la Theologia es la superior de las Sciencias; afsi aquel Quadro era lo superior de la Pintura.

En segundo lugar, traigo un extracto del guion de Jorge Oteiza para Escenario de Acteón (1963), esta película no fue rodada debido a las desavenencias que Oteiza tuvo con el director de cine Jorge Grau. En 1973, Jorge Grau hizo estas declaraciones sobre Oteiza: "[P]rimero él partió de un pie forzado y era usar el mito de Acteón, para hacer una especie de canto al País Vasco. Esto le imposibilitaba a él enfrentarse realmente en libertad ante el mito de Acteón, porque no tiene nada que ver. Acteón es un personaje mediterráneo; o sea el mito de Acteón está escrito por Ovidio, todo rezuma sensualidad, esta especie de panteísmo, esta ansia de plenitud del Mediterráneo, mientras que los vascos tienen otro tipo de plenitud mucho más sanguínea si tu quieres, mucho más violenta, pero no tiene nada que ver con la sensibilidad mediterránea".

En este extracto del guion para Escenario de Acteón, Oteiza nos muestra cómo quería filmar en el Museo del Prado el cuadro Las meninas y lo relaciona con lo que él llamaba "el crómlech microlítico vasco".

(Las mayúsculas están en el original mecanografiado por Oteiza)

"OSCURECIMIENTO del cuadro menos óvalo blanco y figura pintor, y CAMBIA o encadena con un pastor vasco en el mismo lugar que Velázquez y con el círculo de piedras en la misma perspectiva (2"), y 2 o tres pastores más, apartados.

COMO LA DE ESTOS HOMBRES QUE DESDE UN ARTE PREHISTÓRICO DESCUBRIERON Y AÚN UTILIZAN LA MISMA FÓRMULA".

Por último, el filósofo Michel Foucault en su libro Les mots et les choses (1966) interpreta de este modo las miradas en Las meninas de Velázquez.

"Le peintre regarde, le visage légèrament tourné et la tête penchée vers l'epaule. Il fixe un pont invisible, mais que nous, les espectateurs, nous pouvons aisément assigner puisque ce point, c'est nous-mêmes: notre corps, notre visage, nos yeux. Le spectacle qu'il observe est donc deux fois invisible [énfasis agregado]: puisqu'il n'est pas représenté dans l'espace du tableau, et puisqu'il se situe précisément en ce point aveugle, en cette cache essentialle oú se dévobe pour nous-mêmes notre regard au moment oú nous regardons".

En mi opinión, tal y como dijo Jacques Lacan en el seminario del 1 de junio de 1966 refiriéndose a su método: "repenser, voilà ma méthode", solo nos queda repensar una hermenéutica infinita.


lunes, 7 de junio de 2021

El conservadurismo recalcitrante de los nacionalismos

4 de diciembre de 2004

En el otoño de 1833, el escritor y soldado voluntario, Charles Frederick Henningsen, con tan solo 19 años de edad y el rango de capitán, se enroló en la caballería de Zumalacárregui. Tres años después se publicó en Londres un libro en el que Henningsen narró las experiencias bélicas vividas con Zumalacárregui durante el tiempo que estuvo con él, entre 1833 y 1835. THE MOST STRIKING EVENTS OF A TWELVEMONTH'S CAMPAIGN WITH ZUMALACARREGUI IN NAVARRE AND THE BASQUE PROVINCES, London, J. Murray, 1836.

El diagnóstico que hizo Henningsen sobre aquella primera guerra carlista está resumido en las últimas líneas de este libro, y fue tan certero entonces como aplicable a la ideología de los conservadores actuales: "It's not a mere war of succession, but of the conservative principle, throughout the country, against the destructive one". Aduciendo esta misma razón, los generales golpistas españoles salvapatrias iniciaron una guerra civil el 18 de julio de 1936. La única diferencia es que, en el aggiornamento de los partidos conservadores, ahora se practican voladuras controladas de sus principios conservadores, y las justifican con el lema lampedusiano: "tutto deve cambiare perché tutto resti come prima".


lunes, 24 de mayo de 2021

El laboratorio de Oteiza convertido en megaesculturas

4 de julio de 2005
En los últimos años de su vida, Jorge Oteiza se convirtió en una especie de terrible vieillard de opereta que lanzaba invectivas contra las instituciones, pero en el fondo transigía con todo lo que anteriormente había sido inflexible. Por ejemplo: él permitió convertir en megaférricas esculturas algunas que habían sido microesculturas de su laboratorio experimental. Oteiza, que otrora había sido el azote de todas las construcciones megalíticas europeas, acabó permitiendo que lo que había pertenecido a su experimental investigación estética deviniera en unas megaférricas esculturas que son percibidas más como "Mickey Mouses" vernáculos que como una investigación estética.

lunes, 17 de mayo de 2021

Near enough is not good enough

Encuentro dioico
© Ilkhi, 2021


sábado, 15 de mayo de 2021

Unintelligible word in Fragments from Work in Progress

Este es un extracto del capítulo titulado Poets Talking to Themselves del libro The Literary Mind: its Place in An Age of Science, 1931, pág. 101, del escritor Max Eastman.

En una entrevista con Max Eastman, James Joyce se refiere a su novela experimental Fragments from Work in Progress que empezó a escribir en 1922, y que en 1939 la publicaría con el título más conocido Finnegans Wake. Algunos de aquellos "fragmentos" fueron publicados en la década de los 20 en la revista literaria transition, editada en París por Eugene Jolas desde 1927 a 1938.

Eugene Jolas escribió esto en el prólogo del número 21 de la revista transition, en 1932.

In the face of materialistic despotism which places the "concept" before the living imagination, and the force of the will [énfasis agregado] before that of life. In the face of a naïve optimism of progress. In the face of machine-mammonism, we feel the necessity of a revolution of the soul.

Eugene Jolas, March, 1932 


jueves, 13 de mayo de 2021

Diario en el Gregorio Marañón

 23 de noviembre de 2020

Lo que veo a través del ventanal de la habitación del hospital Gregorio Marañón no es un hayedo inmerso en la niebla ni un acantilado en la costa vizcaína con el mar embravecido rompiendo sus olas contra él. Lo que realmente veo es una grúa pluma que se mueve de 8 de la mañana a 6 de la tarde como un cleptocronos que me hurtara el tiempo.

Cómo me gustaría escuchar el estridor metálico de una perdiz alzando el vuelo: composición musical sin partitura que ni el gran Johann Sebastian Bach llegó a superar. También me gustaría haber podido ir a los avellanedos de Somosierra. Ahora la luna está en cuarto creciente, esa fase lunar y ese tiempo en que se puede cortar una excelente vara de avellano, de esas que cuando se secan se asemejan en dureza a un buen hierro forjado, pero mucho más ligera y flexible.

miércoles, 5 de mayo de 2021