domingo, 20 de mayo de 2018

El cebo en el anzuelo es un cilindro espacio-temporal

a la pesca de un campo gravitatorio
© Ilkhi, 2018


sábado, 19 de mayo de 2018

El especismo está más en crisis que nunca

Privacidad sui generis
© Ilkhi, 2018
¿Quién es más "animal", el que ha puesto el cartel, el que ha disparado el tiro de postas o el que está dibujado en el cartel?

jueves, 17 de mayo de 2018

Ernesto Castro eufórico con el "a la mano" de Heidegger

El filósofo Ernesto Castro dando una clase de la asignatura Filosofía de la Mente en el curso 2015/16. Taun sonríe en el momento que cita y siente entre sus manos el "Zuhandenen" de Heidegger. En ese momento está diciendo "...con el poder hacer, con el, con el, con el ser "a la mano". No es que esté tartamudeando, sólo busca en su mente el ser "a la mano" del ínclito Martin Heidegger.

Los autores/autora del libro The Embodied Mind, Francisco Javier Varela, Evan Thompson y Eleanor Rosch observan, desde atrás circunspectos, los dos hemisferios del cerebro de Ernesto Castro. Puede que el óleo Ceci n'est pas une pipe que pintó Magritte en 1929 no fuera una pipa, pero estos trazos de tiza sí son Varela, Thompson y Rosch.

martes, 15 de mayo de 2018

Hizkuntza berri bat haren gogoan bizi izaten da [1]

Ba al dakizue zer den gogoratzen dudana? [2] Recuerdo aquella mañana en Azpeitia cuando un joven negro procedente de Mali, con su cuerpo cubierto de todo tipo de pulseras y alfombras, se dirigía a todos los varones adultos que se encontraba  por la calle y en las tabernas con esta letanía "Jóx Mári, Jóx Mári, mérrke ta óna" (Jose Mari, Jose Mari, barato y bueno.) Aquel maliense no había ido a estudiar euskera a ningún euskaltegi (centro para adultos donde se enseña euskera) ni tampoco conocía a cada viandante por su nombre de pila. Le había bastado con prestar atención a las conversaciones que escuchaba por las calles y llegar a la conclusión de que el nombre José María es uno de los más populares en Guipúzcoa. Él había aprendido euskera en las calles, tabernas y comercios. En su cabeza se mezclaban aquellas palabras (nuevas para él) con las de su lengua materna Bambara y las de la lengua francesa que había aprendido en una escuela de Kayés, su ciudad natal. Malitar haren irribarrea, bere ahoan eta begietan islatzen zena, eta aldi berean esaten zuena "Joxmari, Joxmari, merke ta ona." [3]
Pienso que cuánto se aprende al escuchar un idioma que no se conoce, y es como si escuchara a aquel maliense decir en su lengua materna "N b'a don" (Yo lo sé).

[1] Un nuevo idioma vive en su memoria.
[2] ¿Sabéis qué es lo que recuerdo?
[3] La sonrisa de aquel maliense, la que se reflejaba en su boca y sus ojos, y al mismo tiempo lo que decía "Jóx Mári, Jóx Mári, mérrke ta óna."

lunes, 14 de mayo de 2018

Zurialdi gorrialdi ta beltzaldia dira kolorezko izenordainak

2000ko apirilaren 10an
LEHEN = HAU = HEMEN = NI = zurialdia
ORAIN = HORI = HOR = HI = gorrialdia
GERO = HURA = HAN = HURA = beltzaldia

sábado, 12 de mayo de 2018

¿Por qué esta falta de rigor en los datos históricos?

Maqueta de la cabaña de Wittgenstein que se pudo ver en la exposición que Mark Riley hizo en Londres en 2016. Trabajadores locales de Skjolden, Noruega, construyeron la cabaña entre 1914 y 1918 en una ladera escarpada frente al lago Eidsvatnet, a la cabeza del fiordo Lustrafjorden el más largo de Noruega.


Hace poco leía un PDF en el que se informa de la exposición de las películas que Bernardí Roig ha realizado entre el año 2000 y el 2018. La exposición se puede ver en el museo Es Baluard (Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Palma de Mallorca) del 21/04/2018 al 2/09/2018.

La información dedicada al cortometraje titulado Primera Directísima a la cabaña Wittgenstein (Skjolden, Noruega) 2017, empieza así.
Entre 1913 y 1914 Ludwig Wittgenstein, abrasado por la axfisiante vida académica de Cambridge, escapa a Skjolden, Noruega, donde se construye, en extrema soledad, una cabaña para pensar. En ese lugar recóndito y aislado frente al acantilado de un lago sienta las bases de lo que será su Tractatus Logico-Philosophicus.
Dice que "entre 1913 y 1914" Ludwig Wittgenstein "en ese lugar recóndito y aislado frente al acantilado de un lago sienta las bases de lo que será su Tractatus Logico-Philosophicus."

En primer lugar, en esos años Ludwig Wittgenstein no pudo estar en esa cabaña ni sentar en ella ninguna base de lo que sería el Tractatus, pues no estaba construida. El otoño de 1913 empezó a escribir sus Notes on Logic (Notas sobre Lógica), y lo hizo alojado en una casa del pueblo de Skjolden en la que vivió y pensó sobre la lógica hasta principios del verano de 1914. No es hasta junio de 1914 cuando Wittgenstein se refiere por primera vez a la cabaña que hizo construir en un lugar tan aislado, y lo hace en una carta que envió a Bertrand Russell (su correspondecia con Russell fue muy abundante en los años 13 y 14) escrita en alemán. En la posdata le dijo esto: "Ich baue mir jetzt hier ein kleines Haus in der Einsamkeit." (Ahora estoy construyendo una casa pequeña en soledad.)

A finales de julio de 1914 (el 28 de julio de 1914 Austria-Hungría declaró la guerra a Serbia) Wittgenstein había vuelto a Viena, y el 7 de agosto de 1914 se alistó como artillero voluntario en el ejercito austro-húngaro. La cabaña en la ladera del fiordo Lustrafjorden no se acabó de construir hasta 1918. Wittgenstein durante la guerra recibió cartas de Skjolden en las que le solicitaban dinero para la construcción de la cabaña. Por último, Wittgenstein vio y entró en la cabaña por primera vez el verano de 1921, lo hizo acompañado de su amigo Arvid Sjögren.

Toda esta información aparece en los diarios y correspondencia de Ludwig Wittgenstein.

Resulta paradójico que en estos tiempos en que se reivindica la memoria histórica más que nunca, sean tan poco rigurosos cuando se trata de reflejar datos históricos.


viernes, 11 de mayo de 2018

Ese taller* oxidado que es la vida




© Ilkhi, 2018

Esa fragua donde el destino se modela a martillazos, y ese astillero donde las virutas caen a nuestro alrededor hasta que la nave de nuestra vida está acabada.

* Etimología de taller : del francés atelier y este, a su vez del francés antiguo astelier : lugar donde se acumulan astillas y virutas.