viernes, 20 de septiembre de 2019

El seudosituacionismo de Malcolm McLaren y Yung Beef

El pasado 9 de septiembre Ernesto Castro fue entrevistado por Laura Barrachina en el programa Efecto Doppler de Radio3. La entrevista versaba sobre el último libro que ha publicado Ernesto Castro en la editorial Errata Naturae, titulado: EL TRAP Filosofía millennial para la crisis en España. He transcrito este extracto del audio de Radio3.
Laura Barrachina - El trap como el punk también se domestican, y de contracultura y música contestataria pasan a formar parte de ese sistema: del capitalismo, el neoliberalismo que todo lo absorbe. ¿Eso ya está pasando con el trap?
Ernesto Castro - Sí. En el libro comento como tenemos una imagen muy mitificada de lo que es el punk, porque desde sus inicios el punk también tenía ese espíritu, si se quiere situacionista, donde toda revolución no se realiza desde fuera, sino desde las propias instituciones capitalistas, es decir, los Sex Pistols firmaron con EMI igual que PXXR GVNG firmaron con SONY, y la idea era hacer un troleo del sistema desde dentro. Eso era la pretensión que tuvieron tanto el punk como el trap. Entonces, en ese sentido, desde el comienzo estaba ese juego interno: hacer un détournement; por utilizar la categoría, insisto, de Guy Debord en su Social espectáculo (sic), hacer un giro interno al propio sistema, y desde el propio sistema es donde se pueden hacer los cambios. En ese sentido, yo creo que la posición de Yung Beef y la de C. Tangana pues no son tan distintas en ese punto concreto.
En lo que no estoy de acuerdo con Ernesto Castro es cuando dice: "los Sex Pistols firmaron con EMI igual que PXXR GVNG firmaron con SONY, y la idea era hacer un troleo del sistema desde dentro". Por sus hechos los conoceréis, y los hechos nos dicen que Terry Slater, director creativo de EMI, el 8 de octubre de 1976 le dijo a Malcolm McLaren: "Malcolm, I really believe in what you're doing. I really believe in this group [Sex Pistols] and you're going to be big and it's going to happen". And that's why he signed with me". Por otro lado, Sophie Richmond, secretaria y administrativa de Malcolm McLaren y los Sex Pistols, el 29 de noviembre de 1976 escribió en su diario: "Malcolm was very clear, talking to Jamie [director artístico de los Sex Pistols] last night, as to what he is about and it sounded o.k. to me, with some reservations obviously. He is clear as to the political limitations of running a rock "n" roll band. If they sell out, take the money and run he said".

¿De verdad cree Ernesto Castro que aquella firma de Malcolm McLaren con EMI fue lo más parecido a intentar subvertir el sistema desde dentro? Pensar que los Sex Pistols pretendían trolear a EMI al firmar con ellos un contrato es absurdo, pues Malcolm nunca fue un idealista, muy por el contrario, tal y como Sophie Richmond lo retrata en su diario, Malcolm fue un buscavidas de los de coge-el-dinero-y-corre, un feriante carnavalesco que se desenvolvió como pez en el agua en la industria del entretenimiento, es decir, su postura ante esa firma con EMI fue lo más opuesto a los postulados que Guy Debord expuso en su ensayo titulado Mode d'emploi du détournement.

Lo más situacionista y metairónico que dijo Johnny Rotten como vocalista de los Sex Pistols en su última actuación en la sala de conciertos Winterland (San Francisco) el 14 de enero de 1978, fue cuando después de cantar una versión de la canción No Fun! de los Stooges, Johnny Rotten lanzó a la audiencia esta frase: "Ever get the feeling you've been cheated?" que más que una pregunta fue una confesión de su experiencia con los Sex Pistols.

En cuanto al trapero Yung Beef y su supuesto détournement al sistema. El mismo Yung Beef lo desmiente con sus palabras en la entrevista que le hizo Ernesto Castro el 22 de noviembre de 2017. Por cierto, he descubierto que la transcripción "integral" que hace Ernesto Castro de este diálogo con Yung Beef está censurada. La frase de Yung Beef que Ernesto Castro ha elidido en su transcripción la he puesto en negrita.
https://youtu.be/VbEcfV-z9-s?t=2554
Ernesto Castro - ¿Por qué motivo colaborar con multinacionales en el ámbito musical te supone algún tipo de conflicto, y sin embargo, colaborar con instituciones también multinacionales en el ámbito de la moda, no?
Yung Beef - A mí el conflicto no me suponía de colaborar con las instituciones. Me da igual colaborar con SONY. No es una causa moral, una causa de eso, es una causa ya personal, como persona y de trato, y de decir: yo no voy a dar el control de mi carrera y de mi eso a ninguna institución. Yo colaboro con NIKE, colaboro con CALVIN KLEIN, colaboro con SONY, he colaborado ¿sabes? Incluso estoy abierto a colaborar, pero nunca estoy abierto a dar el control de mi carrera ¿sabes? ni de mi persona, ni de mi arte entre comillas. Es la diferencia: yo coger dinero y con libertad usar dinero. Para mí las marcas y eso son parte de la vida, son directamente personas. Una marca, sí, se ha creado un sistema para cubrirse el culo, pero básicamente detrás de cada marca hay una personalidad, una persona y una manera de ver la vida. Eso es el branding básicamente: darle una personalidad.
Lo que hace Yung Beef es una apología de la sociedad del espectáculo, no sólo no la reprueba, sino que la ensalza hasta niveles insoportables.

Dicho con palabras de Guy Debord en su libro La sociedad del espectáculo: "Esta buena voluntad indignada, que ni siquiera como tal consigue reprobar más que las consecuencias exteriores del sistema, se cree crítica olvidando el carácter esencialmente apologético de sus presuposiciones y de su método".


viernes, 13 de septiembre de 2019

101 urte igaro ondoren euskararen haritza ekina da

Nolako zura, halako ezpala
Euskararen koloreen orbanak geroaldian agertuko dira
© Ilkhi, 2019

Orain dela ehun eta bat urte, Oñatin, lehen euskaltzain osoak izendatu ziren.

Ibon Sarasolak esan zuen bezala:
"Hitzak ez dira bizi hiztegietan, hitzak esaldietan bizi dira"


lunes, 9 de septiembre de 2019

Más allá de la finitud, Iñigo, gogoan zaitugu

Iñigo Muguruza y Ane Odriozola en el estudio Atala de Bera en 2018

El pasado 5 de septiembre falleció el músico Iñigo Muguruza. En 2017 apareció Hiru leike (Podrían ser tres) compuesto por Iñigo Muguruza (guitarra eléctrica) y Ane Odriozola (voz). El nombre de Hiru leike tiene que ver con la forma de interpretar las canciones: el rock, normalmente, se toca en compás de cuatro por cuatro, pero Ane e Iñigo lo hacen en compás "hiru lauko" (tres por cuatro). Un recuerdo eterno para Iñigo Muguruza que tocó en estos grupos: Kortatu, Delirium Tremens, Negu Gorriak, Joxe Ripiau, Sagarroi, Lurra e Hiru leike.

Iñigo, ba dok hiru! Gora bizitza!

La letra de la canción del vídeo es de Karmele Jaio Eiguren,
titulada Ez da euria (No es la lluvia).

Ez da euria
Ez da euria,
ez dit minik egiten,
hodeiek mundua mugatzen dute
eta babestuago sentitzen naiz.

Ez da negua,
ez dit minik egiten,
iluntasunak eguna laburtzen du
eta lasaiago sentitzen naiz.

Eguzkiak,
urruneko leiho baten argi-keinuak,
terrazetan dagoen jendetzak,
hego haizeak,
uda usainak
egiten didate min,
mundua zabaldu egiten delako,
luzatu,
hedatu,
handitu,
eta beste lekuren batean
gertatzen delako
orduan dena.


No es la lluvia
No es la lluvia,
no me hace daño,
las nubes delimitan el mundo
y me siento más protegida.

No es el invierno,
no me hace daño,
la oscuridad acorta al día
y me siento más tranquila.

El sol,
la luz intermitente de una ventana lejana,
el gentío que está en las terrazas,
el viento sur,
el olor del verano
me hacen daño,
porque se ensancha el mundo,
se alarga,
se expande,
se aumenta,
y porque entonces
todo sucede en otro lugar.


viernes, 6 de septiembre de 2019

Una crítica a lo que dijo Gustavo Bueno sobre Heidegger

En un vídeo en el que el filósofo Gustavo Bueno (1924 - 2016) hizo una exposición general sobre Heidegger el 18 de febrero de 2014.
"Una de las consideraciones más interesantes en este contexto del alemán como idioma únicamente posible para que la filosofía se exprese, que es la tesis de Heidegger, pues esta tesis famosa está desmentida por Heidegger. Heidegger parece que está en la línea de Krause (del bendito Krause, verdad) que uno de cuyos proyectos consistió en limpiar el alemán de latinismos, y esta idea parece que era la de Heidegger. Ahora, lo cierto es que si se suprimen los latinismos, de la filosofía de Heidegger y en general, la filosofía desaparece. [...] sin olvidar tampoco, naturalmente, los helenismos que generalmente pasan a través del latín".
En primer lugar, Heidegger nunca sostuvo la considerada por Gustavo Bueno como tesis famosa, a saber: "El alemán como idioma únicamente posible para que la filosofía se exprese", pues lo que dijo Heidegger fue que el griego y el alemán son las únicas lenguas aptas para filosofar, pero de ninguna manera sólo el alemán. Por otra parte, Heidegger siempre tuvo interés por otras lenguas aparte de la alemana, como cuando en una carta de 7 de marzo de 1960 dirigida a su amigo Medard Boss, le dijo: "Si alguna vez se da la ocasión de que usted me comunique las palabras indias para la diferencia ontológica, es decir, ser y ente, para el estar desocultado y el olvido, estaría yo de lo más agradecido".

En cuanto a esta conjetura de Gustavo Bueno, cuando dice: "Heidegger parece que está en la línea de Krause que uno de cuyos proyectos consistió en limpiar el alemán de latinismos" esta declaración de Bueno es una falacia, ya que Heidegger jamás dijo ni escribió algo por lo que se pudiera deducir que su intención era eliminar los latinismos de la lengua alemana. Lo que sí hizo Heidegger fue criticar las malas traducciones de los textos originales griegos de Aristóteles cuando fueron traducidos al latín por Cicerón, lo cual Heidegger consideró nefasto para una correcta comprensión de los textos griegos.

Más adelante, no contento con denostar a Heidegger por su supuesto intento de eliminar los latinismos del alemán, Gustavo Bueno añade: "Sin olvidar tampoco, naturalmente, los helenismos que generalmente pasan a través del latín". Heidegger no sólo no intentó eliminar los helenismos del idioma alemán, sino que elogió desmesuradamente el idioma griego, como se puede ver en una clase que dio el 14 de mayo de 1965 en los seminarios de Zollikon, cuando dijo: "El pensamiento occidental sólo fue posible porque hubo una lengua griega". Por consiguiente, es una falacia decir como dijo Bueno que Heidegger desmintió su propia tesis.

Yo mismo he criticado en otros escritos la exclusividad grecoalemana que defendía Heidegger para hacer filosofía, pero no es lo mismo decir que la única lengua posible para filosofar es la alemana, ya que esto nunca lo dijo Heidegger, de hecho, sus análisis filológicos se movieron primordialmente entre el alemán, griego, latín y sánscrito. Respecto a que Heidegger exigiera a sus alumnos extranjeros que aprendieran alemán si querían estudiar filosofía con él, tenía la misma lógica (y no es nada supremacista) que si un filósofo húngaro o vasco que basara sus ensayos filosóficos en el análisis de su respectiva lengua, les exigiera a sus alumnos que la aprendieran.


martes, 3 de septiembre de 2019

TrashDeLuxe en la suela de un pitufo vietnamita

dejando la huella de la basura capitalista
© Ilkhi, 2019

lunes, 5 de agosto de 2019

Ortega y Gasset y sus insensateces sobre el euskera

Durante los meses de mayo y junio de 1937, Ortega y Gasset publicó, en el periódico bonaerense La Nación, el ensayo titulado Miseria y esplendor de la traducción. Esto es un pasaje de dicho ensayo.
La lengua vasca será todo lo perfecta que Meillet quiera, pero el caso es que se olvidó de incluir en su vocabulario un signo para designar a Dios y fue menester echar mano del que significaba "señor de lo alto"- Jaungoikua. Como hace siglos desapareció la autoridad señorial, Jaungoikua significa hoy directamente Dios, pero hemos de ponernos en la época en que se obligaba a pensar Dios como una autoridad política y mundanal, a pensar Dios como gobernador civil o cosa por el estilo. Precisamente este caso nos revela que, faltos de nombre para Dios, costaba mucho trabajo a los vascos pensarlo: por eso tardaron tanto en convertirse al cristianismo y el vocablo indica que fue necesaria la intervención de la Policía para meter en sus cabezas la idea pura de la divinidad. De modo que la lengua no sólo pone dificultades a la expresión de ciertos pensamientos sino que estorba la recepción de otros, paraliza nuestra inteligencia en ciertas direcciones.
Ortega dice: "[la lengua vasca] se olvidó de incluir en su vocabulario un signo para designar a Dios". En primer lugar, en euskera ya existía la palabra Dios, Ortzia (firmamento, divinidad celeste), antes de que la palabra Jaungoikoa ocupara su lugar.  Aymeric Picaud escribió en el siglo XII el primer vocabulario vasco conocido, en el que decía "Deum vocant, urcia" (a Dios llaman urcia). Ortzia (en el euskera contemporáneo) con la fonética y ortografía del dialecto que escuchó Picaud en el siglo XII.

Ortega sigue diciendo: "fue menester echar mano del que significa "señor de lo alto"- Jaungoikua". La palabra compuesta Jaungoikoa se refiere al Dios único de los cristianos, y no significa "señor de lo alto", sino "señor del cielo" que a su vez es una traducción del latín "Dominus qui faecit caelum". Lo que no dice Ortega es que los vascos tienen otra palabra para referirse a Dios, Gure jauna (Nuestro señor) que es otra traducción literal del latín "Dominus noster". Sin embargo, Ortega nunca dirá que los cristianos latinos, cuando se referían a Dios con las expresiones "Dominus qui faecit caelum" y "Dominus noster", se referían a un "gobernador civil o cosa por el estilo".

Más adelante, dice: "faltos de nombre para Dios, costaba mucho trabajo a los vascos pensarlo: por eso tardaron tanto en convertirse al cristianismo". No es verdad que tardaran en convertirse al cristianismo. La evangelización del País Vasco, cronológicamente, fue similar a la del resto de países de Europa. Se inició en los primeros años del siglo IV, y a finales del siglo XIX el País Vasco era una de la regiones más cristianas de España y Europa. El lema del PNV era "Jaungoikoa eta lege zaharra" (Dios y la ley vieja), y aún hoy sus militantes se siguen autodenominando jeltzaleak (amantes del lema Dios y la ley vieja).

Y aquí viene el Ortega y Gasset misionero dispuesto a evangelizar a los vascos a base de hostias, pues les "costaba mucho trabajo" pensar un nombre para Dios. Ya se sabe, la letra con sangre entra. Ortega dice: "fue necesaria la intervención de la Policía para meter en sus cabezas la idea pura de divinidad". Ese paternalismo (quizá sea mejor llamarlo patriarcado) con el que hay que "enseñar/explicar" a otras culturas cómo se llama a Dios.

Por último, Ortega dice: "De modo que la lengua no sólo pone dificultades a la expresión de ciertos pensamientos, sino que estorba la recepción de otros, paraliza nuestra inteligencia en ciertas direcciones". En este caso, a Ortega y Gasset no es que la lengua paralizara su inteligencia, sino que su pensamiento colapsó debido a su ignorancia.

domingo, 4 de agosto de 2019

Sineskeriak lehenaldian, orainaldian eta geroaldian

Euskararen diakroniarako esaldiak
"Ni baitan siniesten duena,..."
Iesus Christ gure Iaunaren Testamentu berria, Rochellan, 1571.

Joanes Leizarragak Testamentu Berriaren itzulpena egin zuen 1571an. Leizarragak Erasmus humanistak argitaraturiko Testamentu Berria erabili zuen euskarara itzultzeko.