miércoles, 31 de octubre de 2018

Rhinocéros premonitorios en una litografía


Jürg Janett, Eugène Ionesco y Franz Larese en el taller de litografía Erker-presse, St. Gallen (Suiza) [1]

Esta fotografía, en la que se ve a Ionesco como diseña una litografía [2] que sirvió para que Franz Larese y Jürg Jannet desearan a sus clientes bibliófilos un feliz año nuevo 1981, me ha hecho recordar la obra de teatro que Eugène Ionesco escribió en 1959, Rhinocéros. A la derecha está la litografía impresa en tres colores.

Ahora que los totalitarismos rinocerócratas están en auge por todo el mundo, me parece que aquella obra de Ionesco fue premonitoria de los nuevos totalitarismos de este siglo XXI.

Eugène Ionesco definió así su obra de teatro:

"Rhinocéros est une fable où les hommes abdiquent leur humanité et se transforment en rhinocéros. Les hommes n'ayant plus de croyances et n'ayant plus d'idéologies sont la proie des fanatismes collectivistes ou autre qui remplacent une philosophie ou una métaphysique".

En otra entrevista que le hicieron en 1988 para la revista italiana 30 giorni, Ionesco dijo:

"No soy un escritor del absurdo: si escribiera sobre el absurdo debería saber antes qué es lo que no es absurdo. Al contrario trato de buscar (quizá de una forma no muy afortunada) un significado, un sentido. [...] Daría el siguiente consejo a los hombres: que sean capaces de pensar por ellos mismos y que elijan a las minorías, no a las multitudes".

[1] Jürg Janett y Franz Larese fueron los fundadores en 1958 de la galería de arte Galerie im Erker.

[2] Ionesco para recuperarse de sus depresiones practicó la pintura y la litografía de modo terapéutico en el taller Erker-presse, St. Gallen (Suiza).

martes, 30 de octubre de 2018

No hay una imposibilidad de que sea de otra manera

13 de julio de 2001
Fotografío con cámaras estenopeicas no para repetir lo que han hecho otros en el pasado, sino para aprender de los diversos comportamientos de la luz al atravesar el esténopo e incidir sobre el papel que es sensible a ella. Es como si un/a ingeniero/a desmontara un automóvil Ford modelo A de 1903, no para reproducirlo, sino para aprender el comportamiento de las piezas que lo componen y sus diversas e infinitas posibilidades que no son sólo las que hasta ahora se han implementado para llegar al Ford Focus de 2001, pues no se puede asegurar que la evolución que ha tenido el automóvil Ford o la fotografía haya sido la única posible a lo largo de la historia, por el contrario, las posibilidades fueron, son y serán infinitas.

domingo, 28 de octubre de 2018

Distinto y diferido se deconstruyen mutuamente

Anuncio publicado en la revista Nueva Forma en febrero de 1970


La sociedad "bienpensante" de la decada de los 70 consideraba que la contracultura y el hippie sucio e incívico que está a la izquierda del anuncio (esa era la intención del creativo) eran el mejor ejemplo y metáfora de lo desechable para un "caballero" como el de la derecha del anuncio con su bombín, bigote decimonónico, monóculo y un paraguas con empuñadura (imitación burda en plástico) de un paraguas clásico londinense, el City Gent Whangee, cuya empuñadura es de bambú.

Aquel "gentleman" carpetovetónico pretendía ser la viva estampa de lo bien hecho y perdurable como el papel vinílico mural que trataba indirectamente de vender con su "facha", no obstante, no pasaba de ser una especie de cutreLux avant la lettre en aquella España setentera donde una de las cosas más cutre era aquel convencionalismo reinante, el cual se nutría de deficiencias estereotipadas.

El neografismo derridiano différance (diferencia difiriendo) cobra aquí todo su significado.

sábado, 27 de octubre de 2018

El giro incontrolado de la semántica

16 de junio de 2002
Hoy en día prolifera la reinterpretación de lo perceptible por y en todos los sentidos. Esto da como resultado una hermenéutica más caducidoxa que nunca, pues todos los significantes son susceptibles de cambiar su significado, incluso adquieren un doble, triple o enésimo sentido. La hiperporía de estos significantes lleva a los significados por una multiplicidad laberíntica de posibilidades.

jueves, 25 de octubre de 2018

Heidegger and Chillida were lost in translation



El 12 de octubre de 1969 Martin Heidegger y Eduardo Chillida miraban uno de los 150 ejemplares del libro de bibliófilo Die Kunst und der Raum (El arte y el espacio) en la Galerie im Erker, St. Gallen (Suiza). Ambos habían participado en la realización de este libro: Heidegger con su texto manuscrito sobre piedra litográfica, y Chillida con la litografía que abarca la cubierta y contracubierta del libro, además de siete lito-collages en el interior. Esa fue su contribución a la filosofía y al arte, sin embargo, ambos necesitaron interpretes y traductores para entenderse. Todo lo que sabían el uno del otro era lo que un intérprete les había dicho. Chillida leía obras de Heidegger traducidas al español y al francés, pues no entendía el alemán, y Heidegger leía las notas de Chillida traducidas al alemán, pues no entendía el español.

Se sabe, pues aparece en sus escritos, que a Chillida (desde su primer encuentro con Heidegger el 23 de noviembre de 1968 en la Galerie im Erker) le sorprendió mucho que Heidegger conociendo los idiomas francés, inglés y español en los que hablaban sus interlocutores, el filósofo optara por su lengua materna.

Es bien conocida la defensa a ultranza que Heidegger hizo toda su vida de los idiomas griego y alemán como los únicos con los cuales se podía hacer filosofía, y lo reacio que era a que tradujeran sus ensayos y discursos, pero no fue aquella apología desmedida que Heidegger hizo de la lengua alemana lo que le llevo a utilizar sólo el alemán en sus interlocuciones. Esta es mi crítica a Chillida cuando presupuso el conocimiento que Heidegger tenía de varias lenguas europeas, pues puedo aportar pruebas de que no era así.

El 10 de agosto de 1960 Heidegger escribió una carta a su amigo Medard Boss en la que le agradeció el que hubiera contado con él para dar unas clases en Washington.

"[...]Todo suena tentador. Básicamente estoy inclinado a atreverme a esto.
Una gran dificultad es mi pobre dominio del inglés. No puedo hablarlo en absoluto y apenas lo entiendo.
Al traducir todo se transforma y alarga. Mi modo de pensar y lo fenomenológico se volverá todavía más ajeno".

Muchas veces nos formamos una idea equivocada de ciertas personas cuyos conocimientos creemos saber.
 

martes, 23 de octubre de 2018

Mari jainkosak soinekorik ederrena daroa

Soineko hau itsasoan sortu zan
© Ilkhi, 2018

lunes, 22 de octubre de 2018

Dos miradas divergentes en la Selva Negra

Martin Heidegger y Rudolf Augstein en Todtnauberg (Selva Negra)
Fotógrafa: Digne Meller Marcovicz

El 22 de septiembre de 1966, el redactor jefe de la revista semanal alemana Der Spiegel, Rudolf Augstein, el ex oficial de las SS, Georg Wolff, encargado del departamento de Humanidades * en la revista Der Spiegel, la fotógrafa Digne Meller Marcovicz y el taquígrafo Walter Steinbrecher cogieron un tren en Hamburgo con destino a Friburgo, se disponían a hacer una entrevista a Martin Heidegger. La publicación de esta entrevista fue prohibida por Heidegger que sólo permitió que se publicara después de su muerte que acaeció en 1976.

Desde la primera vez que vi esta imagen captada por la fotógrafa alemana Digne Meller Marcovitcz me he sentido fascinado por esas dos miradas divergentes y la capacidad de síntesis que demostró Meller Marcovicz para resumir aquella entrevista en esta fotografía.

Por un lado, Martin Heidegger mira hacia atrás (como si fuera el "Angel de la Historia" de Walter Benjamin) hacia ese lugar de la historia donde le hubiera gustado detenerse, pero no lo consiguió. Por otro lado, está la mirada de Rudolf Augstein que mira hacia delante cabizbajo y con cierta melancolía.

* En 1953 Georg Wolff escribió esto sobre la población negra en África. "Der Neger ist intelligent, anstellig und lernbegierig, aber er ist faul. Er hat keine Moral und kein Arbeitsethos". (El negro es inteligente, hábil y deseoso de aprender, pero es vago. No tiene moral ni ética de trabajo).

domingo, 21 de octubre de 2018

Allí donde se encuentra lo insólito

26 de julio de 2003
Pienso que la topopoiesis más deseable está en el entre de las neuronas presinápticas y postsinápticas. En esa hendidura sináptica para la cual no hay esquemas ni estructuras, ahí está la creación de los lugares inauditos.

viernes, 19 de octubre de 2018

Geometrías croatas con necesidad anímica interior




Órgano de mar en el paseo marítimo de Zadar (Croacia)
© Ilkhi, 2018


El Morske orgulje (Órgano de mar) fue diseñado por el arquitecto croata Nikola Bašić y se inauguró el 15 de abril de 2005. Está construido con piedra caliza blanca de la isla de Brac. Bajo sus escalones hay 35 tubos de polietileno por los que entra el agua del mar Adriático que con su oleaje lo transforma en un instrumento de viento cuyo sonido sale por las perforaciones circulares y aperturas rectangulares que se han hecho en la piedra.


Órgano de mar con la isla Ugljan al fondo. Zadar (Croacia)
© Ilkhi, 2018



Arco de herradura del templo circular prerrománico San Donato
Zadar (Croacia)
© Ilkhi, 2018


Murallas de Dubrovnik orientadas al mar Adriático (Croacia)
© Ilkhi, 2018


Palacio de Diocleciano. Split (Croacia)
© Ilkhi, 2018


Pitón de hierro forjado en el interior de la Porta Aurea
Split (Croacia)
© Ilkhi, 2018


Plitvička jezera en la Dalmacia interior (Croacia)
© Ilkhi, 2018


La eterna pregunta en una farola de Split (Croacia)
© Ilkhi, 2018


Frutas y verduras en el mercado de Dolac
Zagreb (Croacia)
© Ilkhi, 2018


Nenúfares en el jardín botánico de Zagreb (Croacia)
© Ilkhi, 2018


miércoles, 17 de octubre de 2018

Pilota-jokaldi hau zur eta lur eginda geratu da

Pilotaleku ireki batean
(Pilotan ari naiz hortxe egoten naizelako)
© Ilkhi 2018

viernes, 5 de octubre de 2018

No siempre hay que buscar el origen en otros idiomas

27 de julio de 2003
Lo he visto en el verbo francés ALLER (IR). Los lingüistas franceses tratan de relacionarlo con verbos del latín como: ire, vadere, ambulare. En mi opinión el verbo ALLER (en francés antiguo ALARE) se compone de la preposición direccional À (a) y del adverbio de lugar LÀ (allí) que devienen en la acción del verbo ALARE.

jueves, 4 de octubre de 2018

Fenomenología del gol fáctico




Esta noticia la he encontrado en el blog de Vicente Luis Mora (aquí) en su entrada titulada Por qué son necesarias la humanidades. El periódico brasileño Super Notícia la publicó el 9 de noviembre de 2015.

El titular confirma la teoría que expongo en mi ensayo Fenomenología del gol fáctico: "La indeterminación absoluta del ser imposibilitaría la existencia del gol e impediría pensarlo como tal. Si bien la alternativa ontológica siempre garantizará la existencia del gol antológico".

miércoles, 3 de octubre de 2018

La foto de Scott fue el reflejo ampliado de sus palabras


A través de un objetivo Planastigmat F/6.8
La temperatura era de -21º y estaba a 2835 metros sobre el nivel del mar

En la fotografía de la izquierda se puede ver a Robert Falcon Scott el 18 de enero de 1912 después de llegar al Polo Sur. Yo diría que está abstraído en sus pensamientos "goodbye to most of the daydreams" y aturdido por la brillante invisibilidad de la nieve.

Scott escribió en su diario:
"Great God! This is an awful place and terrible enough for us to have laboured to it without the reward of priority".
En la fotografía de la derecha hay una cámara manufacturada por A. E. Staley & Co. en Londres. Se dice que fue utilizada por Scott en la Expedición Terra Nova, 1910 - 1913.

Si Petrarca en su ascensión al monte Ventoux hubiera podido llevar una cámara fotográfica aquel 26 de abril de 1336, no sólo tendríamos sus palabras escritas "Spinto dal solo desiderio de vedere un luogo celebre per la sua altezza" después de la ascensión "imaginada" al monte Ventoux, también tendríamos la posibilidad de contemplar el semblante de Petrarca al llegar a la cumbre, con todo lo que sus músculos faciales (al ser detenidos por el obturador de la cámara) habrían añadido a lo que había escrito.

Pues una imagen no vale más que mil palabras. Lo que caracteriza a una imagen es que las palabras que genera al verla pueden ratificar, desmentir o aportar detalles al lenguaje oral o escrito que se ha utilizado para describirla. Si los nueve libros de historia de Heródoto, escritos en torno al año 430 a. C., hubieran estado ilustrados con fotografías, estas habrían desmentido algunas de las descripciones que hizo el historiador.

martes, 2 de octubre de 2018

El caballo que no se deja domar

Es inútil querer domarlo con la técnica de la cuerda larga
© Ilkhi, 2018

lunes, 1 de octubre de 2018

La nueva tradición combate y defiende a la vieja tradición

5 de agosto de 2003
La nueva tradición siempre enmienda la plana a la antigua tradición. Se trata de un agonismo inextinguible que se produce desde hace siglos. De hecho, el euskera actual conserva más neologismos de Sabino Arana (finales del siglo XIX) que de Manuel Larramendi (principios del siglo XVIII). En los años 70 del siglo XX muchos de los neologismos en euskera que habían proliferado desde finales del siglo XIX hasta principios del XX fueron considerados "incorrectos" y al mismo tiempo algunos de ellos, a pesar de su "incorreción", fueron aceptados por Euskaltzaindia. V. gr.: aberri (patria) y todos sus derivados. Mientras la Real Academia de la Lengua Vasca tomaba aquellas decisiones se seguían creando nuevos neologismos que el zeitgeist de entonces demandaba. En esta esquizodoxia se han movido tanto Euskaltzaindia como los euskaldunes.

Esa idea tan extendida de que en la tradición y en la convención de un hábito colectivo está la esencia de una etnia es totalmente errónea. La tradición no es sino un consenso mantenido y malentendido durante un tiempo determinado, de ninguna manera es una "verdad correcta" e imperecedera.

El pasado no se conserva ni manteniendo la tradición ni rescatándola de un pasado ajeno a nuestra cultura actual. Tampoco inventando una nueva tradición se puede aspirar a conservarla in aeternum. Si ahora se descubriera una "piedra de Rosetta" que les permitiera a los toscanos entender completamente el etrusco, aunque toda la población de la Toscana aprendiera la lengua etrusca no "recuperaría" nada del pasado, ya que nada que haya estado en el pasado es recuperable, sólo es un espejismo vulnerable como el talón de Aquiles que asoma por encima del agua de la laguna Estigia.