miércoles, 19 de octubre de 2011

Aurora en el valle de Berrueza











Lugar: La falda del monte Dos Hermanas, Valle de Berrueza (Navarra)
Técnica: dibujo a lápiz sobre papel emulsionado con citrato férrico amónico y ferricianuro potásico
La luz del sol colorea el hierro que porta la memoria
Anamnesis de una herida muy profunda
© Ilkhi, 2002


Lluvia  fina  cae  en  el  valle de Berrueza
La bocina del panadero se oye en Asarta
La  paloma  torcaz: á  luego, luego, luego
El  sol  escribe  con su luz cosas pasadas
La  tierra  nos habla de sueños presentes
Múltiples  ramas  hablan de cosas futuras
Tres  futuros  aparecen  tras  el  entreacto
Un  caballo  trotando  sobre Piedramillera
Se siente que la guerra no  ha  terminado
Luego   la  guerra,  luego  persiste,  luego
The  sun   played  the artist  in  this  battle
La indiferencia  e  impaciencia  están  ahí
Ante  este  acto  ininterrumpido de guerra
Sigo  luchando  cotidianamente con la luz


© Ilkhi, 6 de octubre de 2002

De mi libro de artista: αἰών αἰσθητός en el valle de Berrueza



6 comentarios:

  1. Qué impresión, dios mío..he creído ver el paisaje desde ahí arriba!!..como cuando aparecen imágenes de la tierra desde algún transbordador espacial o algún satélite, imágenes de la zona que sea amaneciendo, iluminándose con los primeros rayos de sol...tengo los vellos de punta, Ilkhi, qué ser tan especial tienes que ser para lograr algo así...
    Uff...qué belleza, por dios...
    FELICIDADES.
    Gracias por compartir-LA
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti, Sofía, por apreciar-LA.

    Abrazos y besos

    ResponderEliminar
  3. ..y ahora leo el poema más tranquila,con el fogonazo de la impresión que me produjo la fotografía ya transformado en calentito y precioso rescoldo.
    Qué pedazo de poema, Ilkhi, la presencia del fotómaco entre el todo del paisaje físico particular y global hasta en la inclusión de sonidos de lenguas distintas ¿el de las palomas torcaces también?:), y su cotidianidad, su guerra, su lucha con la luz.
    hasta el número de sílabas acompaña, es... es como una marcha imperial (alejandrinos), como el ejército de un emperador (ese sol-alejand(r)o la noche) desplegándose y marchando hacia la batalla, y el ritmo del poema, cada frase, un verso, directa, marchando...jolín, qué barbaridad.

    Entradón, no entrada.

    ¡¡ARTISTA!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Sofía, me abrumas con tanto halago, pero te lo agradezco de corazón, pues sé que verdaderamente sientes lo que dices.

    Abrazos entre luces beligerantes

    ResponderEliminar
  5. En mí no hay intención de halagarte, Ilkhi, sólo la de reconocer tu mérito.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Lo sé, Sofía, muchísimas gracias.

    Abrazos y besos

    ResponderEliminar