lunes, 27 de diciembre de 2010

Un Duero desconocido


16" de viento céfiro sobre agua duerina
© Ilkhi, 2008

(en Zamora)

Una pareja de gabachos
fusila con desparpajo
el románico incesante.

Sin dar tregua al CCD
de sus cámaras flamantes.

Piensan que eso es la ciudad
y su recuerdo imborrable.

Mas eso no es realidad,
pues la memoria indeleble
son instantes imperdibles.

Como cuando aquella tarde septembrina
vi rizarse el agua del Duero vespertina
seducida por el viento de poniente.

Ahí, en ese cefirograma latente,
agua y viento indiferentes
se fundieron en uno.

No importa los milenios que lleven fusionados.
Siempre será Mi viento céfiro anhelado,
Mis rizos irisados de poniente
de un Duero
desconocido.

De mi poemario Alta Densidad Seccional

© Ilkhi, 6 de septiembre de 2008

2 comentarios:

  1. Uff, pones los vellos de punta...por certero

    "Ahí, en ese cefirograma latente,
    agua y viento indiferentes
    se fundieron en uno."

    Con estos tres versos ya tienes el poema
    Ahí está, tu estenopografía en versión palabras.
    ¡cuánto me gusta haberte encontrado!...:)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Hola, Sofía: Ya veo que el poema te ha tocado el alma. Me alegro.
    Este poema forma parte de un viaje que realicé al final del verano de 2008, desde Madrid a Vila Real (Portugal). Fue un viaje repleto de sensaciones.

    Besos.

    ResponderEliminar