jueves, 18 de noviembre de 2010

La ética con tinta entra

Mis primeras rayas
Con aquellas rayas comencé a leer y escribir, consequentemente, comprendí lo que otros vivieron, imaginaron y crearon.
© Ilkhi, 2010

© Ilkhi, 2010

Nunca bebas con exceso
Así lo leí entonces.
La prohibición era tajante,
pero mi gramática inexistente.
Mi logro más reciente
había sido aprender pacientemente
las letras del alfabeto.
Así que escribí diligentemente
en mi cuaderno primaveral y reluciente del 64
aquella frase impertinente
que pretendía ser moralizante.
Utilicé caligrafía inglesa como buen escribiente
y aquella tinta negra
cuyo aglutinante
era ética pura sin conservantes.
Entonces, no me pregunté quién era Exceso
ni si era anfibología lo que hay en esto.
Ahora, Exceso, me parece un nombre precioso de mujer,
a la que no he tenido el gusto de conocer.
Espero que nunca bebáis con Exceso,
pues cuando la encuentre
sólo yo
beberé con ella.


De mi poemario Alta Densidad Seccional

© Ilkhi, 28 de octubre de 2008

P.S.: Ya he encontrado a mi "Exceso".

Mis últimas rayas
Con estas rayas aprendo a ver mundos imaginados e inventados por mí.
© Ilkhi, 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario