martes, 27 de diciembre de 2011

El logotipo que estuvo y no fue


En 1994 diseñé este logotipo para el que sería
Museo Guggenheim Bilbao en 1997

Mi homenaje a Jacob Bernoulli y su Spira mirabilis
"Eadem mutata resurgo"
© Ilkhi, 1994

En este logotipo para el MGB he querido representar el pasado y el futuro de la fundación Guggenheim. El presente está siendo.

Lo fundamental del logotipo es una G en continuo crecimiento, la cual está dividida en dos partes.

En primer lugar, el pasado de la fundación está representado en el cuadrado negro de la derecha: un pasado estable (en su ángulo recto) pero no inamovible, ya que su borde inferior curvo conecta con el rectángulo áureo en rojo (Bilbao) que está anexo al cuadrado (institución básica) el cual a su vez forma otro rectángulo áureo al unirse a él. Esta simbiosis del rectángulo y el cuadrado es la base del crecimiento progresivo a través de una espiral logarítmica que se adentra en el infinito.

En segundo lugar, la curva que está en negativo sobre el rectángulo rojo (bandera de Bilbao) representa la huella espacio-temporal de la ría del Nervión, a cuyos márgenes a crecido Bilbao. Por último, también representa el crecimiento progresivo y la búsqueda de un futuro lleno de vitalidad.

27 de abril de 1994 en Bilbao
Ilkhi Carranza


2 comentarios:

  1. ¡¡qué bonito, Ilkhi!..lo vi ayer, aunque no me sentía con ganas de "hablar", pero anduve disfrutándolo, entre su propia impronta visual y la explicación que tú das, la cual te agradezco (sé que es difícil, sé que es muy difícil decidir cuándo sí y cuándo no dar una explicación sobre lo que se hace, yo te admiro por saber decidir cuándo hacerlo), si se prefiere, llega mejor para el espectador lo que el autor desea transmitir, y como en este caso la escribes bien al final de la entrada siempre dejas cierto espacio temporal libre para que el espectador aprehenda sin condicionamientos.
    Bueno, :), ya puedes imaginar que su evolución desde la espiral desde "fi" me encanta, pero además, y esto es interpretación mía, veo entra el mismo diseño de sus líneas, esas curvas cortadas a pico, esos triángulos con algún lado curvo, una similitud con las formas del propio Guggenheim de Bilbao, me recuerda a esas enormes quillas-proas de titanio, allí fundidas con el que imagino plateado reflejo de su propia ría.
    No sé si es que no ganó el concurso o que no lo presentaste; tú sabes qué pienso sobre esas cosas, nada malo "per se", sólo que es un imposible en el 99,9% de las veces. No sé qué logotipo es el actual, tampoco me he molestado en buscarlo, pero en todo caso, valoro el tuyo como completamente acertado y perfectamente asimilable por la entidad, y con eso me quedo.
    Me encanta.
    Y me encanta que lo hayas enseñado.
    Mil gracias.
    Un beso, Ilkhi

    ResponderEliminar
  2. Hola, Sofía. Me alegra que te haya gustado. El logotipo se lo envié a la Fundación Solomon R. Guggenheim de New York, y desde allí se lo remitieron al Museo Guggenheim Bilbao.

    La respuesta de la Coordinadora de Área Curatorial fue ésta:

    "Nos satisface profundamente que haya pensado en el Museo Guggenheim Bilbao a la hora de presentar su oferta, sin embargo, lamentamos tener que comunicarle que hemos desestimado su propuesta, dado que no responde a las prioridades de adquisición y/o exposición aprobadas por nuestro Consejo"

    Lo que no le quitará nadie a este logotipo es haber volado dos veces sobre el Océano Atlántico. Je-je-je

    Gracias, Sofía.

    Abrazos entre luces

    ResponderEliminar