jueves, 30 de junio de 2016

Cuando lo nuevo nace ya obsoleto

El clasicismo puede ser definido y sentido porque tiene un código establecido, sin embargo, el neoclasicismo, junto con el resto de NEOS, no llega a codificarse, ya que se trata de algo fungible, algo a desechar: lo nuevo se convierte inmediatamente en obsoleto. No obstante, el clasicismo ahora es un código anacrónico, de nada sirve que esté codificado, si no se identifica con el espíritu del tiempo. Tenemos que superarlo con un holismo que siempre ha sido común al arte. El problema está en que la mayoría de la gente vive el tiempo presente como si tuviera que devorarlo. Llevamos más de cien años celebrando el carácter dionisíaco de la creatividad y la moda, pero muchos no son conscientes de que devoran esta creatividad sin intención de digerirla, por lo tanto, su comportamiento sólo puede ser nihilista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario