domingo, 21 de agosto de 2016

Oporto, la puerta dourada que lleva al océano Atlántico

© Ilkhi, 2003 - 2016


o barco avança sem destino.
as noites, os dias, o barco avança sem destino.
o oceano é infinito.
José Luís Peixoto
de su poemario A Criança em Ruínas, 2012


Con este título que le he puesto se puede adivinar que Oporto es una de las ciudades europeas a la que vuelvo una y otra vez sin cansarme de verla evolucionar. Las ciudades más que idealizarlas las interiorizo.

En el díptico fotográfico que está sobre estas líneas se puede ver dos fotografías de la misma tienda en Oporto. La foto en blanco y negro la saqué con una cámara analógica en 2003 y la que está en color la fotografié la semana pasada con una cámara digital.

La diferencia no es sólo temporal (parece que las separan más de cien años) primordialmente es conceptual, ya que mientras en la foto que saqué en 2003 las bacaladas que cuelgan en la parte más alta del escaparate son auténticas, sin embargo, las que están colgadas en la foto actual son de cartón piedra: apoteosis de la simulación. Por otro lado, en la foto de 2003 se pueden ver las hortalizas y frutas colocadas delante de la tienda en un orden desordenado, por el contrario, en la foto de 2016 vemos que la entrada a la tienda es diáfana con una alfombra acrílica en el suelo y dos plantas flanqueándola. La decoración globalizadora de Pinterest haciendo estragos. Respecto a la tipografía utilizada en el toldo de la tienda, en la foto de 2003 se puede ver que utilizaron el tipo de letra Optima diseñado en 1958, pero en la "nueva tienda" han utilizado una versión del tipo de letra Garamond diseñado en 1530. El desconocimiento de los estilos tipográficos y sus cualidades estéticas e históricas cada vez es mayor entre los profesionales del diseño.


Thirteen laughing at each other en el Jardim da Cordoaria

© Ilkhi, 2016

© Ilkhi, 2016

© Ilkhi, 2016

© Ilkhi, 2016


Siempre que voy a Oporto me traigo algún descubrimiento. En esta ocasión ha sido una sesión fotográfica que dediqué a las esculturas de Juan Muñoz en el Jardim da Cordoaria. Este conjunto escultórico titulado Thirteen laughing at each other está compuesto de cuatro gradas en acero corten sobre las cuales hay trece figuras masculinas, fundidas en bronce, riéndose unos de otros. Con estos primeros planos que saqué he querido mostrar mi visión de esta escultura. La intención que tenía Juan Muñoz al realizar esta escultura fue ésta "I try to make you aware that something is really wrong". El desasosiego y la incomunicación fundidos en bronce.


No hay comentarios:

Publicar un comentario